PEQUEÑOS DETALLES, EL CUIDADO DE SU PIEL.

bebe-dormido_4230_w460No somos dermatólogos ni mucho menos, pero por la parte te nos toca, nos sentimos obligados a hacer una rápida reflexión.

Cada vez somos más conscientes de la importancia del cuido de la piel como una parte fundamental de nuestra salud, y este cuidado comienza desde el inicio. Los bebés tienen una piel muy delicada y debe ser tratada con todo los mimos que se merecen. Los productos utilizados como geles, cremas y colonias deben ir de acorde con su PH, al igual que la alimentación, no deben introducirse productos antes de tiempo, para lo que no están preparados y puedan producir alergias e irritaciones. Este aspecto cada vez está más asimilado, pero al mismo tiempo cometemos incoherencias, igual de perjudiciales para la piel del bebé. Como no fijarnos en la calidad de la ropita de los niños y bebes, y con esto no quiero decir que toda la ropa deba de ser 100 % algodón. Si es recomendable, sobre todo en los primeros meses de vida del bebé, que las prendas que estén en contacto directo con la piel como, bodys, camisetas interiores, braguitas…, etc. sean de algodón.

Pero no todas, pues si no hay una alergia diagnosticada, el resto de la ropa puede tener porcentajes de lana, lino, poliéster, elastina…, etc. Algunos de ellos son materiales orgánicos, otros de ellos no, pero todos son aptos y homologados para su uso. No así otros, como materiales con altos niveles de derivados de petróleo, aunque hay que reconocer que son los menos.

Pero una vez elegidas las prendas correctas, queremos hacer hincapié en el cuidado de estas. Igual de importante en las afecciones de piel, en casos infantiles. Lavar correctamente, no hay que volverse locos, en estos momentos casi todos los detergentes son respetuosos con la piel, solo tenemos que evitar productos excesivamente agresivos. El secado y la ventilación correcta de la ropa                   son el otro paso para un buen cuidado.

bebeduerme-e1390488749517

Con esto un poco de sentido común, y mucho amor la piel de nuestros pequeños estará ¡para comérsela!